lunes, 19 de noviembre de 2007

Desahogándome con Ubuntu

Empiezo a ser maniático, y es que aunque tengo una paciencia quasi infinita para éstas cosas, trato de optimizar el tiempo, y no estoy para quebraderos de cabeza y por eso siempre he dicho ¡¡¡NO QUIERO DEDICARME A LA INFORMATICAAAA!!!. No me gustan los problemas, los odio, pero cuando alguien (o yo) los tiene, trato de estar al pie del cañón; además soy muy perseverante. Últimamente estoy poniendo en práctica la máxima nº 1: "Si funciona no lo toques". Ésto me ha costado descubrirlo, por ello mis manías son entre otras: Hacer particiones siguiendo un orden, no actualizar a la nueva versión de Ubuntu (aunque fui de los primeros que bajó el LiveDVD) y no instalar la nueva versión de GIMP (porque han cambiado cosas que uso mucho).

Si te dicen que Ubuntu no da problemas, te aseguro que miente (aunque Windows tampoco se salva de problemas). Quien diga que la instalación de Linux (desde el inicio de los tiempos) es fácil y no da problemas miente, yo ya he probado muchas distros desde que lo conocí. He instalado y reinstalado Ubuntu a mucha gente y te aseguro que aunque la mayoría de veces no da problemas, me he encontrado los problemas más diversos, que se suelen resumir en 1) GRUB 2) Drivers y compatibilidad de hardware.

(1) Para solucionar problemas del GRUB siempre tendremos Super Grub Disk /SGD/, que lo he descubierto hace poco. Es mágico. SGD es perfecto si no se te ha instalado bien el grub o se te ha borrado, o te quieres quitar linux y restaurar el arranque de Windows. ¿Falla? Claro, cómo no, la informática falla. Pero casualmente éste fallo es del tipo 0 (un fallo fácil de solucionar). No suele fallar, pero cuando lo hace suele ser porque intenta arrancar desde una partición incorrecta (lo explicaré en otro post). Conviene que te bajes la iso y la grabes en un CD (aunque te de pena gastar un CD porque la iso ocupa unas cuantas KB) ya sabes, aplicación directa de la Máxima nº1.

(2) Solucionar problemas de drivers y hardware: Ésto suele traer más lectura de páginas webs, ubuntu-es.org y todo eso. Se lleva un tiempo preciado pero merece la pena. Los problemas más comunes: drivers de sonido, vídeo, wifi y particiones. Por suerte, en cada nueva versión, Ubuntu (y sólo ubuntu) mejora todas esas cosas, pero es posible que te toque a tí el fallo con el modelo exacto de tu {placa base, tarjeta wifi, disco duro} y te toquen los quebraderos de cabeza. Si linux tiene estos problemas es porque incluye todos los drivers, en cambio, el sistema del lado oscuro no incluye casi ninguno. Aunque ésto sea una de las grandes ventajas de Linux, nadie te libra de problemas.

2.1 En cuanto a compatibilidad de hardware (siempre que exista el driver adecuado): Muchos problemas se evitarían si compiláramos, pero eso haría poco atractivo a Ubuntu. Si tienes el driver/kernel adecuado y algo no te funciona, compílalo.
2.2 En cuanto a drivers de vídeo: Muchos de estos drivers son muy recientes y otros no han salido, aunque cada vez hacen más drivers privativos para linux. Los drivers libres no suelen ser tan punteros (tecnológicamente hablando).
2.3 En cuanto a particiones: El problema siempre es Windows y su sistema de archivos NTFS que tiene muchas peculiaridades, entre otras se encuentra la fragmentación de archivos, en cambio su rápido indexado es una ventaja en discos duros grandes. Si modificas el tamaño de la partición de ntfs puede dar algún problema (que Windows solucionará); si apagas Windows de forma incorrecta Linux no reconoce la partición de Windows.
2.4 Problemas con tarjetas wifi: El problema con las wifi es que cada fabricante tiene sus drivers, y no los hace para linux, por lo que les toca a los ingenieros averiguar cómo funciona dicho hardware para a partir de ahí hacer un software (drivers) y no es fácil. Ya hay drivers para cualquier tarjeta wifi, pero algunos no están incluidos en el kernel (o no funcionan, ver 2.1) por lo que tendremos que descargarlos y compilar. Ver siguiente post.

Pero al fin y al cabo, mi Ubuntu es mi Ubuntu y lo prefiero. No podemos criticar a "alguien" (GNU/Linux) que no lo ha tenido fácil, a quien los matones del cole (Windows) le quitaban el almuerzo (monopolio) todos querían seguir al líder (empresas de software y hardware) y le daban la espalda. Pero junto a él había muchísimas personas que pensaban de la misma forma y que unidos han sabido hacer frente y superar al matón.

Linux tiene mucho que aprender, pero cada vez se está haciendo más social. Siempre fue superior, pero estar a la sombra de un monopolio no es fácil.

1 comentario:

Alberto dijo...

Y Dios bajó del cielo y creo el supergrub... Imprecisdible, me ha sacado de mas de un problema