jueves, 1 de noviembre de 2007

Ejecutar Windows bajo Linux

Para esta manualidad precisamos:
  1. El programa VirtualBox
  2. Una ISO ó CD del Sistema Operativo
  3. Espacio suficiente en tu disco para instalarlo (Alguna GB)
¿En qué consiste?
Una Máquina Virtual virtualiza un Sistema Operativo (SO), de forma que podamos usarlo como si fuera un programa. Para ello debemos seguir el proceso de instalación, a través de la máquina virtual. Una vez configurada la memoria RAM que le dedicaremos, la memoria gráfica y el espacio máximo que podrá ocupar, procedemos a instalarlo. No se crean particiones, sino que se crea un archivo VDI, que lo podemos configurar con un tamaño fijo (máximo) o con un tamaño variable. La instalación de WinXP SP2 ocupa ~1,2GB.

¿Qué ventajas tiene?
Sobre Linux:
Podrás usar Windows con la seguridad que te ofrece Linux. Tienes acceso a internet y podrás descargar actualizaciones y usar programas que lo necesiten. Los virus no invaden Linux (si no usas IE no tendrás basura) puedes instalarle cualquier programa para Windows. Sólo es necesario instalarle el programa que realmente necesitas, véase Matlab, Photoshop, AutoCAD, Multisim o cualquier otro que no esté disponible para Linux. El resto lo podrás usar simultáneamente bajo Linux.

Sobre Windows:
Puedes probar cualquier versión de Windows, Linux y otros. Y todo sin hacer ninguna partición. Los Linux LiveCD los puedes utilizar virtualizados sin pasar por el proceso de instalación.

Pasos a seguir
  1. Descargar VirtualBox de la página oficial (en .deb) e instalarlo.
  2. Crear nueva máquina y seguir los pasos. Elegir unas 196MB de RAM (mínimo), memoria de vídeo al gusto (o necesidad) y seleccionar la unidad de CD (se puede elegir el lector o un archivo ISO, que supondrá un CD/DVD).
  3. Instalar desde el CD o ISO. Una vez instalado sacar CD o desvincular ISO (en propiedades de la máquina virtual).

Es realmente útil usar las ISOs, porque puedes descargar las isos de cualquier linux descarga directa (la de Damn Small Linux ocupa 50MB y es live) y comenzar a usarlas como si fueran CDs (o liveCD), sin necesidad de grabarlos. Además, la lectura de las isos es más rápida que si fueran cds, algo muy útil para agilizar la instalación.

Aunque VirtualBox tiene una versión libre, hay otras máquinas virtuales para Linux como VMWare (comercial) hay otra opción libre llamada Qemu si bien es menos popular y menos sencilla.
Hay otros menos intuitivos como BOCHS (libre), XEN (open source) y KVM (libre).

En youtube hay muchos vídeos.

1 comentario:

Alberto dijo...

Albatros dice: creo que lo voy a hacer, el ordenador me va mas rápido y pese a que me esta dando algún problemita los voy solucionando gracias a synaptic y algo de tiempo... Me vas a comparar el pidgin al msn messenger.... Y así con muchos mas